Ghost in the shell 2: Innocence. Lo que nos hace humanos

Ghost in the shell 2: Innocence. Lo que nos hace humanos

Ghost in the shell 2: Innocence (2004) es una película de anime escrita y dirigida por Mamoru Oshii para Production I.G. Es una continuación no lineal de la primera película, Ghost in the shell, estrenada en el año 1995.

Batou es un cyborg detective de la Sección 9 del gobierno, encargado junto a su compañero Togusa de investigar un asesinato provocado por un androide sexual. Sin embargo, pronto descubren que una gran corporación conspira entre las sombras para dotar de alma a sus propias muñecas.

Esta es una película de anime que va más allá de las normas del género. No solo por el uso que hace del CGI o de la animación digital, sino también por los problemas filosóficos y morales que plantea. Una gran película para preguntarse quiénes somos y qué nos hace verdaderamente humanos.

CRÍTICA SIN SPOILERS DE GHOST IN THE SHELL 2: INNOCENCE

Si nuestros dioses y esperanzas no son nada más que fenómenos científicos, entonces se puede decir que nuestro amor es también científico”​.

La eva futura (1886), Auguste Villiers de L’isle-Adam

La cita que abre la película de Ghost in the Shell 2: Innocence es una referencia a una de las novelas que dieron comienzo a la ciencia ficción. La eva futura sugiere la creación de una ginoide perfecta (o androide femenino) hecha para satisfacer en cuerpo y alma a un joven llamado Lord Ewald.

El nombre de esta “mujer” es Hadaly, que es la denominación que tienen los robots sexuales producidos en masa por la corporación LOCUS SOLUS dentro del film.

Esta es solo la primera referencia de muchas otras repartidas por todo el metraje. Tenemos delante de nosotros una película reflexiva, que exige estar atento cada minuto para poder extraer todos los mensajes filosóficos detrás de las citas y de las conversaciones.

El apartado visual es muy peculiar, porque combina segmentos creados con CGI u ordenador con otros hechos a mano. La atención al detalle es increíble, y los colores rojo y negro se funden constantemente para darnos una sensación de irrealidad a lo largo de toda la película.

La música viene a cargo de Kenji Kawai, quien ya compuso la banda sonora del Ghost in the Shell original, y la historia es algo confusa por momentos, porque intenta despistar al espectador constantemente.

En resumen, estamos ante un drama distópico muy peculiar, con un ritmo mucho más lento que su predecesor pero con más espacio para que el director introduzca sus propias preguntas existenciales.

Making of the Ghost in the Shell 2: innocence. Fuente: Youtube

CRÍTICA CON SPOILERS DE GHOST IN THE SHELL 2: INNOCENCE

Puede que lo más curioso de esta película sea su estructura. Está dividida en dos partes: una primera en la que sucede la investigación policial y una segunda en la que Batou y Togusa persiguen a la corporación.

Entre medias hay una gran escena de CGI en la que podemos ver un enorme desfile de muñecos tradicionales de la cultura oriental. Elefantes, samuráis, hombres tigre que bailan al compás de la música… Esa parte del film llevó más de un año de trabajo para los animadores.

Escena CGI de Ghost in the shell 2: Innocence. Fuente: película

El principal problema del film es que fragmentos como este, por muy espectaculares y vistosos que sean, no encajan con las escenas dibujadas a mano.

Uno se pregunta si esta ruptura es buscada o simplemente terminó siendo así. Pero la realidad es que a veces termina despistando de la acción que sucede en pantalla.

Esto se une a las dificultades para seguir una trama lenta y fraccionada. Esta es una de esas películas que hay que ver dos veces para poder entender todas las referencias y seguir la historia paso a paso.

Eso no es malo, pero sí que es cierto que termina abrumando. Puede que en varias ocasiones nos sintamos perdidos, como en los diálogos con la forense de la policía y con el hacker Kim. O cuando acuden a la casa del miembro de la Yakuza japonesa asesinado.

CONCLUSIÓN

“Si la sustancia de la vida es la información, transmitida a través de los genes, la sociedad y la cultura son simplemente sistemas de transmisión de información.

Diálogo entre Batou y Togusa

A pesar de esto, Ghost in the Shell 2: Innocence es una película muy interesante, que expande el universo del manga creado por Masamune Shirow y plantea nuevas preguntas sobre los androides, los muñecos y los humanos.

No es una película de anime como tal, sino más bien un reflejo de las dudas y preguntas que el director Mamoru Oshii tenía sobre muchos libros de culto que había leído a lo largo de su vida.

  • Lee la crítica de Akira, la distopía que llevó el anime a occidente en la década de los 80.
  • ¿Quieres saber cómo llegó el anime a ser lo que es hoy en día? Descubre la historia del anime.

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Juan Pérez Ruescas.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  SiteGround.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.