Susurros del corazón: una película entrañable, a ratos

Susurros del corazón: una película entrañable, a ratos

En 1995 vio la luz Susurros del corazón (Si escuchas con atención en el título original). Con un guion de Hayao Miyazaki y bajo la dirección de Yoshifumi Kondo, nos acercamos a la historia de una niña japonesa que decide pasar sus vacaciones de verano leyendo libros en la biblioteca que regenta su padre.

Sin embargo, su percepción de los libros cambia cuando descubre que un chico ya ha sacado de la biblioteca todos aquellos que ella está leyendo. El azar, en forma de tarjeta de registro, le revela el nombre de la persona que despertará su curiosidad a partir de entonces: Seiji Amasawa.

Sin desvelar detalles, podemos adelantar que el potencial de Susurros del corazón está en su mensaje de superación y madurez. Los adultos la encontrarán entrañable, pero puede que los niños no logren apreciar el verdadero mensaje de este film.

CRÍTICA DE SUSURROS DEL CORAZÓN (SPOILERS)

Si echamos un vistazo al catálogo de clichés japoneses en películas de animación, nos encontramos con el típico romance veraniego entre estudiantes. El cuento del primer amor está tan usado ya que solo funciona si se narra desde una perspectiva diferente.

En esta película, el problema se encuentra precisamente en este supuesto amor entre los protagonistas. No hay suficiente tensión para que nos creamos que Shizuku y Sheiji están enamorados. Puede que hayan compartido una canción, y que él le haya enseñado el violín, pero eso no conduce a nada. ¿Qué otro aliciente hay para que ambos se enamoren y acuerden en casarse cuando sean mayores?

Al fin y al cabo, si hay algún sentimiento que ella le profesa a él es el de admiración. Ella admira su determinación, hasta el punto que deja de lado sus propios estudios para dedicarse a escribir una gran historia. La historia del Barón Humbert von Gikkingen. Puedo afirmar que solo los treinta minutos en los que aparece el gato de porcelana merecen la pena. Ah, bueno, y esta memorable escena:

Canción ‘Country Roads’, de Susurros del corazón. Fuente: película

LAS SUBTRAMAS EN SUSURROS DEL CORAZÓN

La película es excesivamente plana, y está basada en numerosas coincidencias que no encajan. Por ejemplo, que Sheiji aparezca leyendo el libro que Shizuku se había dejado en un banco. O que el gato que persigue por la calle resulte ser la mascota del abuelo de este chico. Hechos como estos le dan a la trama una sensación artificial que no ayuda al espectador a meterse en la historia.

Entre medias tenemos dos subtramas. Por un lado, el cuadrado amoroso entre la amiga de la protagonista, los dos jugadores del equipo de fútbol y la propia Shizuku, que a pesar de ser innecesario nos mantiene entretenidos un rato. Por otro lado, la pugna de Shizuku por hacerle entender a sus padres que no estudiará hasta que termine aquello que se ha decidido a hacer.

Susurros del corazón
El barón Humbert y su esposa. Fuente: Película

CONCLUSIÓN: ¿MERECE LA PENA SUSURROS DEL CORAZÓN?

De las dos, me quedo con la segunda. Aquí es donde la película brilla y te hace entender cómo puede afectar a una niña tan pequeña que el chico al que admira se vaya tan lejos para perseguir sus sueños. Sus padres se preocupan por ella, pero al final le animan a continuar con sus objetivos a pesar de que sus notas en la escuela van bajando cada vez más.

¿Quién no ha tenido estas dificultades? ¿Quién no ha peleado nunca con sus padres para seguir un camino que ellos piensan que no es el correcto? Yoshifumi y Miyazaki te hacen sentir por dentro la batalla de esta pequeña criatura por terminar la historia que tanto le está costando escribir, y sus dudas por si el resultado final merecerá la pena.

En resumen, veo en este corazón más sombras que luces. No es una mala película, y se nota detrás de ella mucho cariño, pero tal vez por la inexperiencia del director no consiguen conectarse todos los puntos como deberían. El corazón me susurró tan bajo que ni siquiera lo pude escuchar.

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Juan Pérez Ruescas.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  SiteGround.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.