Las 5 películas de Katsuhiro Otomo, de mejor a peor

Las 5 películas de Katsuhiro Otomo, de mejor a peor

Cuando hablamos de grandes personalidades en la industria del anime, hay un nombre que nunca falla. Las películas de Katsuhiro Otomo son advertencias para el mundo, una especie de lluvia que cae en mitad de la sequía.

Muchas de ellas son OVA en las que colaboran varios directores; pequeños o grandes cortometrajes basados en los avances tecnológicos y su influencia en las personas. Pero también tenemos dos largometrajes de su propiedad, la influyente Akira y la ambiciosa Steamboy.

Los mundos que Otomo dibuja en sus animes están llenos de color, y sus personajes se enfrentan al poder para demostrar que el ser humano aún no está preparado para afrontar las consecuencias de sus actos. ¡Quédate hasta el final para encontrarte dos sorpresas impresionantes!

Disfruta con las mejores películas de Katsuhiro Otomo:

Foto de Katsuhiro Otomo. Fuente: telerama.fr

1. Akira

Akira es, sin duda alguna, una de las mejores películas de ciencia ficción del anime. Su llegada en 1988 sacudió los cines de medio mundo y lo convirtió en un fenómeno de masas en occidente.

Está basado en un manga que el director tardó ocho años en dibujar. Parte de esas 2.000 hojas están representadas en una historia con experimentos científicos, conspiraciones contra el gobierno y un poder orgánico imposible de dominar.

Puedes comprar Akira en este enlace.

2. Neo-Tokyo (Laberinto de historias)

El año anterior, en 1987, se estrenaron dos películas de Katsuhiro Otomo. Una de ellas fue Neo-Tokyo (laberinto de historias), en la que una pequeña niña y su gato presentan tres historias de tres directores distintos.

La mezcla entre la inocencia y la violencia de sus escenas hacen de este OVA una auténtica obra maestra. La tensión, el drama, las moralejas… todo está preparado para provocar la catarsis directa en el espectador.

3. Memories

De la colaboración entre Satoshi Kon, Tensai Okamura y Katsuhiro Otomo nació Memories (1995), dos horas de película con tres mediometrajes que representan muy bien el peculiar estilo de animación de sus creadores.

El primero de ellos, Rosa magnética, es una muestra del talento de Kon para crear un ambiente onírico que confunde tu percepción de la realidad y de la ficción. El segundo es un hilarante cuento sobre bombas fétidas y el tercero es un crudo relato sobre la deshumanización de las máquinas.

Puedes comprar Memories en este enlace.

4. Steamboy

Una de las cualidades de Katushiro Otomo es que conoce la industria a la perfección. Para llevar su querido Akira a la gran pantalla consiguió el presupuesto más grande hasta la fecha, hazaña que repitió con Steamboy en el año 2004.

Las aventuras de un joven ingeniero atrapado en un conflicto familiar por la patente de un descubrimiento científico no caló en taquilla. Sin embargo, la película es un portento visual y está llena de ideas y reflexiones que merecen la pena.

Puedes comprar Steamboy en este enlace.

5. Carnaval robot

La música de Joe Hisaishi puso sonido a nueve cortometrajes en la primera película de Otomo (1987). En diez minutos como máximo, los directores nos expusieron todo su arte con los robots como temática principal.

De ahí surgieron cortos de temática ochentera, algunas proyecciones experimentales, cuentos de androides que buscan el amor… Un crisol de mini-películas para todos los gustos que ya se ha convertido en una obra de culto para los fans de la ciencia ficción.

Puedes comprar Carnaval robot subtitulada en inglés en este enlace.

BONUS

Metrópolis

Metrópolis es la película que Osamu Tezuka no hubiera querido ver en el cine. A pesar de ello, el veterano Rintaro decidió adaptar su manga y encargar a Otomo la redacción del guion sobre una niña robot que contiene la llave para la destrucción del mundo.

El esquema es representativo de su cinematografía: una historia a gran escala sobre la ambición de los hombres por descubrir el arma de guerra definitiva para acabar con sus enemigos.

Puedes comprar Metrópolis subtitulada en inglés en este enlace.

Roujin Z

En el extremo opuesto se encuentra Roujin Z, una colaboración entre Otomo, Kon y Hiroyuki Kitakubo. La trama gira en torno a un abuelo conectado a una máquina, que el gobierno quiere patentar para no tener que preocuparse por la ancianidad del país.

En el diseño de personajes vemos la mano de Kon, que anticipa la llegada de Mima Kirigoe (Perfect Blue). El guion es divertido, pero no llega a la altura de otros clásicos de la época de los 90.

Puedes comprar Roujin Z en este enlace.

  • Déjate sorprender con el top 6 de películas de Makoto Shinkai y el top 4 de Satoshi Kon.

Deja una respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Juan Pérez Ruescas .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios SiteGround.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.